Asistencia para clientes de Nominalia

  1. Asistencia
  2. Seguridad
  3. SiteLock
  4. Cómo proteger tu sitio web de fallos o “bugs”

Cómo proteger tu sitio web de fallos o “bugs”

Protege tu web proactivamente y vive más tranquilo

Imaginemos por un momento que no hablamos de servidores, webs y usuarios sino de casas, muebles e inquilinos. En esta metáfora Nominalia sería el casero que pone a disposición de sus clientes espacios donde almacenar sus pertenencias (puertas, sofás, neveras…) y donde vivir. Entonces, si hemos colocado una puerta de papel y alguien viene y la rompe, esa puerta rota es un bug, un fallo en la seguridad que hace que usuarios no autorizados accedan a datos y páginas de un modo normal. Protege tu sitio web Al igual que en el mundo real, en el mundo virtual es responsabilidad del usuario asegurarse de tener las medidas de seguridad activas y, en el caso de alojamiento, CMS o programas, es tener instaladas las últimas versiones (o al menos las más seguras) de sus aplicaciones y/o apoyarse en aplicaciones que nos ayuden en estas tareas con el fin de evitar disgustos innecesarios y quebraderos de cabeza.

¿Qué es un bug?

Un bug es un fallo en la programación de un software que desemboca en un resultado no esperado. Ejemplos de bugs:
  • Mal funcionamiento
  • Alerta sin todas las letras
  • Desaparición de una imagen
  • Un mal funcionamiento terrible, como por ejemplo la nave “Mars Climate”, que se estrelló contra Marte porque una parte del código estaba midiendo en pulgadas y otra parte en centímetros.

¿Qué podemos hacer para protegernos de los bugs?

No somos perfectos, pero podemos intentarlo siendo proactivos en la protección de nuestra web y aplicando una serie de normas:

- Mantenerse actualizado

Normalmente todos los software tienen actualizaciones con mayor o menor frecuencia, estas actualizaciones aparte de agregar nuevas funcionalidades o mejorar el rendimiento son , en muchos casos, para mejorar la seguridad del software ya que es posible que se hayan descubierto vulnerabilidades o fallos que terceras personas podrían explotar para poner un compromiso la seguridad.

- Contar con la ayuda de aplicaciones externas

En el mercado existen aplicaciones externas que le pueden ayudar a proteger su web, por ejemplo Sitelock, no tapa agujeros en sus páginas web, pero previene que por esos agujeros de seguridad se cuele malware que puede crear el malfuncionamiento de su web pudiendo llegar a la suspensión del mismo. Con esta aplicación podremos detectar y eliminar malware de forma automática gracias a un escaneo diario. Además de monitorizar listas negras dentro de los buscadores más habituales, Sitelock contiene TrueShield, un Web Application Firewall (WAF), es decir un sistema que protege nuestro sitio web contra los ataques de los hackers.

- Estar siempre alerta

El mayor problema de seguridad de un sistema es el propio usuario, muchos ataques van dirigidos contra estos. Así que estar alerta y comprobar varias veces donde está introduciendo sus datos es muy importante para que el usuario en si no sea un bug.   Si te ha interesado saber que SiteLock puede garantizarte la máxima seguridad para tu web, estos artículos te pueden interesar:

¿Te resultó útil este artículo?

¿No has encontrado lo que buscabas?

Contáctanos, nuestros expertos te ayudarán

CONTÁCTANOS